Está claro que disponer de un vehículo eléctrico es una buena opción para apostar por métodos de movilidad más eficientes. Dejando atrás los hidrocarburos y haciendo uso de electricidad, es posible revertir las nefastas consecuencias que tienen las emisiones contaminantes de los vehículos a motor.

Los motores de combustión, aunque en uso, se han visto relegados a un papel más secundario con la llegada de los motores híbridos. Sin embargo, los vehículos 100% eléctricos son una apuesta más contundente que realmente implica reducir las emisiones contaminantes al entorno natural, atendiendo a la situación de emergencia climática en la que se encuentra el planeta.

Uno de los requisitos para poder disponer de un coche eléctrico es tener a mano una estación de carga compatible. Aunque existen ya instalados parques de carga comunitarios, que cuentan con plazas de estacionamiento y cargadores compatibles con todo tipo de conectores, otra solución es disponer de un punto de carga particular para poder emplearlo de manera exclusiva y siempre que se desee.

¿Cómo se puede poner un cargador de coche eléctrico en casa?

La solución que más gusta a los poseedores de un vehículo 100% eléctrico que quieren disponer de su propio cargador particular es emplear el garaje para su instalación. Lo cierto es que es una opción tremendamente cómoda, ya que permite cargar la batería del vehículo mientras está estacionado en el mismo garaje particular del propietario o de la finca en la que reside.

Prácticamente idéntico a un enchufe eléctrico convencional, un cargador para coche eléctrico cuenta con una toma de mayor tamaño para adecuarse a los requisitos de potencia del vehículo. Su funcionamiento es el mismo que el de cualquier otro enchufe: se conecta a la toma del vehículo para que empiece la carga, y se retira cuando esta haya terminado.

Existen, además, cargadores con diferentes modos para adecuar la potencia y la velocidad de carga a las necesidades de cada momento. En función del tipo de baterías que monte el vehículo y del tipo de cargador, se podrá optar por una velocidad u otra.

Existen los cargadores convencionales, de una potencia máxima de 3,7 kW que permiten cargar por completo la batería del vehículo en aproximadamente 8 horas; cargadores de carga semi rápida, cuya potencia oscila entre los 7,5 kW y los 22 kW, y que ofrecen plazos de carga completa de entre 1 y 3 horas; cargadores de carga rápida, que ofrecen 50 kW de potencia para cargar el 80% de la batería del coche en apenas media hora, y los cargadores de carga ultrarrápida, que ofrecen una potencia de 150 kW y que permiten cargar en 10 minutos la batería del vehículo al completo.

Cómo instalar un cargador de coche eléctrico en casa sin que afecte a la instalación

A la hora de disponer de un cargador para tu coche eléctrico en casa, puedes optar por diferentes clases de instalación: bien usando directamente tu propia línea de suministro de luz, empleando una línea de suministro a través del garaje del edificio, o bien instalando desde cero una nueva línea de suministro, creada expresamente para el cargador.

La primera opción es la más simple, ya que permite disponer de una instalación ya realizada para alimentar a la base de carga y poder transferir la electricidad hasta el propio vehículo. No exige altos costes ni compromete la seguridad ni integridad de la instalación.

Claro que, si se emplea el garaje para aprovechar la plaza de estacionamiento, lo mejor sería emplear la línea de suministro del garaje para llevar a cabo una intervención menor. Eso sí, dado que el parking comunitario es un espacio común, se debe pedir permiso a la comunidad para llevar a cabo la instalación; si no existe unanimidad, no se podrá proceder a la instalación en el garaje, debiendo tratar el tema en junta de vecinos para que consten los resultados de la votación en acta.

La última opción es la más cara y complicada. Lo recomendable es que intentes instalar el cargador para tu coche eléctrico haciendo uso de la instalación de tu línea de suministro o de la del garaje, con el visto bueno del resto de vecinos.

¿Qué hago si no tengo ni idea de cargadores para coches eléctricos?

Es muy posible que este sea tu primera toma de contacto tanto con coches eléctricos como con cargadores para estos vehículos. En ese caso, no te preocupes si te sientes algo perdido: lo único que necesitas es que te acompañemos en este proceso para que sepas que estás siguiendo los pasos adecuados instalando el cargador para tu coche eléctrico.

En Plan Moves lo sabemos todo acerca de la instalación de cargadores para casa, así que te aconsejamos que recurras a nosotros en caso de duda. Te ofrecemos asesoramiento experto, estudiamos tus necesidades y nos esforzamos por ofrecerte el mejor cargador eléctrico posible para tu vehículo en base a tus necesidades.

Gestionamos íntegramente todo el proceso de instalación del cargador, para que puedas disponer de él en un entorno doméstico sin que la seguridad sea un problema. También realizamos el certificado eléctrico para que no te preocupes de nada más que de tu vehículo y de cargar su batería.

Y, si tenías en mente acogerte a las ayudas del Plan Moves III para coches eléctricos, nosotros nos encargamos de la gestión de tu solicitud.

Y es que no solo se trata de saber cómo instalar un cargador de coche eléctrico en casa: la cosa también va de hacerlo cumpliendo con todos los requisitos de calidad, funcionalidad y seguridad, obteniendo todas las bonificaciones que el Plan Moves III otorga a los nuevos adquisidores de un coche eléctrico.