Seguramente ya sepas, igual que nosotros, que el uso de un coche eléctrico está repleto de posibilidades y que sus potenciales ventajas son muy numerosas en comparación con los métodos de transporte tradicionales que emplean combustibles fósiles para su funcionamiento.

Sin embargo, al igual que no todos los tipos de gasolina son compatibles con todos los motores de combustión, los cargadores para coches eléctricos, en España y en el resto del mundo, deben contar con una serie de criterios técnicos para poder ser utilizados siguiendo los máximos criterios de rendimiento y seguridad.

En caso de que sea tu primer coche eléctrico, seguramente tengas dudas acerca del uso de los cargadores para coches eléctricos que existen, cómo funcionan y cuántos tipos hay disponibles. No te preocupes si ahora mismo te sientes algo perdido: en el siguiente artículo vamos a intentar facilitarte toda la información para que sepas qué cargador de coche eléctrico tienes que comprar.

Encontrando la mejor solución de carga para cada tipo de usuario

La reinvención de la movilidad ha sido todo un avance a la hora de combatir los hábitos nocivos en el sector, pero hacía falta una serie de recursos a la altura de las necesidades de los usuarios para poder disponer de las estaciones de carga correspondientes para que el uso y disfrute de estos nuevos vehículos eléctricos fuese plenamente real.

En Plan Moves hemos dispuesto toda la información relativa a estos cargadores para que la tengas a mano y puedas conocer todos los tipos de cargadores para coches eléctricos que existen en el mercado.

A grandes rasgos, existen los cargadores domésticos, los puntos de recarga portátiles, los puntos de carga para administraciones y empresas y las estaciones de carga rápida. Estas cuatro soluciones de carga ofrecen diferentes características y cada una de ellas pone a disposición del usuario unas prestaciones que pueden ser idóneas para preparar y recargar las baterías de su coche eléctrico.

Puntos de carga domésticos

Los puntos de carga domésticos son la mejor opción para cargar la batería del coche desde la comodidad de la vivienda particular del usuario. Su objetivo es sacar el máximo partido de las características de tu instalación doméstica, lo que facilita enormemente la integración de estas bases de carga en un aparcamiento particular o en una plaza de garaje.

La ventaja de estas soluciones de carga para el hogar en comparación con otros tipos de cargadores eléctricos con los que trabajamos en Plan Moves es que estos permiten seleccionar el valor exacto de la corriente, así como el tiempo de carga, ofreciendo un servicio de carga de baterías personalizado y 100% adaptado a las características de la instalación.

Puntos de recarga portátiles

Aunque contar con una estación de carga en casa es lo más cómodo para tener la seguridad de que siempre vas a tener el coche a punto para cuando necesites ir al trabajo o hacer alguna escapada urgente, lo cierto es que una solución de carga de marcado carácter portátil también es necesaria, ya que nunca se sabe cuándo la batería puede decir basta o cuándo puede surgir un problema con la misma que te impida disponer de más energía en el motor eléctrico.

Estas soluciones combinan robustez y durabilidad, todo lo que un buen cargador necesita. Por otra parte, no hay que olvidar que nunca está de más disponer de un cargador portátil para poder ampliar la energía de la batería en cualquier momento, ya que no es de extrañar que surjan imprevistos durante un viaje que te obliguen a hacer más kilómetros de los que esperabas.

Puntos de carga para empresas y administraciones públicas

Tal y como explicamos en nuestra página web, Plan Moves Plus engloba varios puntos de recarga pensados para atender las necesidades de empresas y administraciones que necesiten recargar varios vehículos al mismo tiempo. Este tipo de soluciones se presentan en dos formatos: en instalación de suelo y en instalación de pared.

Los puntos de carga diseñados para empresas y administraciones públicas integran un sistema de gestión dinámica de potencia, Dynamic Load Management 2.0, que permite que varios puntos de recarga interactúen entre sí y se adapten de una forma equilibrada a la velocidad de carga.

El objetivo último de este sistema es conseguir que ninguno de los cargadores supere la potencia máxima asignada, independientemente del número de coches que se estén cargando de manera simultánea, aunando rendimiento, seguridad y eficiencia.

Cargadores compatibles con modos de carga rápida

En Plan Moves también ofrecemos cargadores con carga rápida de Modo 3 para vehículos compatibles con todos los estándares, haciendo uso de cualquier cable o toma de corriente.

Es una solución de carga que potencia la conectividad local y remota, pudiendo integrarse en rees Ethernet y 3G / 4G, ofreciendo también un entorno de pago y redes de carga con distintas versiones de protocolo OCPP. Es uno de los tipos de cargadores favoritos para usuarios de coches eléctricos que quieren disponer de los métodos de pago más modernos, ya que permite integrar un lector de tarjetas de crédito.

Por otra parte, al disponer de una carcasa de acero, potencia sus prestaciones como base de carga resistente y duradera, haciendo que toda la instalación permanezca a salvo independientemente de cuáles sean las condiciones del exterior.